Conectar tocadiscos a minicadena

Primero, aclararemos lo que es una minicadena, para aquel que no lo sepa o lo conozca con otro nombre, para así facilitar la comprensión del texto y de que se pueda entender el proceso que vamos a pasar a explicarte.

Minicadena

Se le llama minicadena a una versión reducida de una cadena musical, la cual, a su vez, es otra forma de llamar a los equipos de sonido, ya sabes, aquellos con amplificadores, altavoces y demás, que se utilizan para aumentar la potencia del sonido y hacer que se escuche a más distancia.

Normalmente se usan en fiestas, ya sean privadas o festividades públicas; también en distintas instalaciones que requieran de un volumen musical elevado y demás.

Sin embargo, esta es una versión “mini”, por lo que no será ni tan potente ni tan grande como una cadena musical convencional. Por lo tanto, vendría a estar más enfocada a espacios más pequeños, como una casa, o cosas por el estilo.

Que no sea mucho el espacio al que el sonido debe alcanzar, vamos.

Como hemos dicho, se compone de varios elementos, que juntos, forman la cadena, y uno de estos integrantes que, si bien no es el más habitual, dadas las circunstancias, preferencias o gustos, podemos incluirlo para dar un enfoque diferente.

Hablamos de los tocadiscos y a continuación, te explicaremos cómo podrás conectar uno de estos aparatos a una minicadena.

Si la minicadena posee una entrada phono, la tarea será muchísimo más fácil, puesto que, mediante esta entrada, no hará falta de otros elementos o herramientas, será cosa de coger los cables necesarios, y hacer la conexión de un aparato a otro sin más, puesto que la phono está hecha para que se pueda hacer esto de manera directa.

Preamplificador Phono

Claro que, el tocadiscos también debe tener integrado un preamplificador, para, junto a mencionada entrada, hacer el trabajo de enviar el sonido de manera eficiente y óptima.

Pero, en caso de que el tocadiscos no posea un preamplificador y que el receptor, es decir, donde conectaremos el tocadiscos para enviar el sonido, no posee una entrada phono, allí se nos complican las cosas.

Esto debido a que las salidas del tocadiscos, proveen un voltaje bastante bajo, considerando al mínimo admitido por las entradas de los equipos de sonido, las cuales requieren de, por lo menos, 150 milivoltios, hasta normalmente un máximo de 200 milivoltios.

Mientras que los tocadiscos comunes y corrientes, en sus salidas no hallaremos más de 2 milivoltios. Entonces, necesitaremos de alguna forma aumentar ese voltaje, ya que, si no, el sonido directamente no llegará.

Tocadiscos 2 milivoltios

Es decir, por más que conectemos ambos aparatos entre sí, como el voltaje enviado desde la tornamesa es tan, pero tan bajo, el sonido será casi totalmente inaudible.

Aquí es donde interviene el preamplificador, pues este dispositivo, dicho de una forma entendible y sencilla, se encarga de aumentar ese voltaje, para que pueda ser detectado por el equipo receptor y este, pueda emitir el sonido al volumen que debería.

Para hacer esta maniobra, necesitaremos de, evidentemente, un preamplificador y unos cables de parcheo.

El preamplificador lo podremos encontrar en una gama bastante amplia de tiendas, y rara vez supera los cincuenta euros, y con los cables más de lo mismo, no son tan caros y podremos conseguirlos con facilidad.

Claro está, que deberemos comprar solo la longitud necesaria de cable, ya si quieres algo más, pues estará en ti.

Además, que lo mejor sería comprar unos cables y preamplificador de calidad, que, aunque cuesten un poco más, esto nos garantiza un excelente funcionamiento, y que no por buscar economía acabemos comprando algo que a las dos semanas se nos va a estropear.

Teniendo en posesión ambos elementos cruciales, podemos proceder a comenzar esta conexión. Lo primordial que haremos será conectar el preamplificador a la corriente, esto, para que pueda funcionar.

Y una vez lo enchufemos, pasaremos a conectar el tocadiscos con el preamplificador para que la energía que salga del giradiscos pueda alcanzar la cantidad de milivoltios que necesita el receptor para emitir el sonido, y para facilitar esto, en algunos modelos de tocadiscos, podemos encontrarnos con la sorpresa de que tengan un adaptador de AC a DC.

Cabe destacar, que el hecho de que tenga o no tenga el adaptador no es del todo crucial, pero sí que suma bastantes puntos.

Ahora, lo que procede es hacer los ajustes necesarios en el preamplificador, puesto que tendremos que regular la energía que entra y sale del mismo, para que cumplan con las demandas de los dos aparatos.

Para ahora, usando los cables de parcheo que anteriormente mencionamos, conectar el propio preamplificador con el receptor, altavoz o minicadena.

Realizamos los ajustes de volumen pertinentes, puesto que ya se escuchará la música proveniente del tocadiscos y estamos, oficialmente listos, para exteriorizar las maravillosas pistas almacenadas en nuestros vinilos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

⬇️Échale un vistazo a estos artículos ⬇️

TocadiscosVintage.net está adscrita al programa de afiliados de Amazon, por lo que parte de los ingresos generados con este sitio son a través de comisiones que obtenemos cada vez que un cliente compra en Amazon a través de uno de nuestros enlaces de afiliación. 

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios.    Más información
Privacidad