Cambiar correa tocadiscos

Como todos sabemos, los tocadiscos son unos aparatos de funcionalidad mecánica.

Esto quiere decir, que para poder ponerse en marcha y funcionar correctamente, depende de que un conjunto de piezas, hagan sus trabajos correspondientes, para dar como resultado qué el equipo entero ande como debería.

Y pues, es obvio que, si algún componente no está en óptimas condiciones, no podrá darlo todo de sí y quizá peque un poco en el aspecto del rendimiento y la eficiencia, y eso, inevitable y directamente influye en el resultado final, el cual es, la reproducción de sonido.

Un ejemplo rápido podría ser la aguja, que, si esta se llega a encontrar desgastada, no va a leer los surcos de los discos de la misma manera y, por ende, el sonido será algo peor.

Esto mismo pasa con demás piezas del giradiscos, y en este caso, te hablaremos acerca de la correa.

El cual, es otro de los que podríamos catalogar como de los más importantes a nivel mecánico para que la tornamesa pueda realizar su función con la mayor calidad posible.

ÂżCĂłmo cambiar la correa de un tocadiscos?

Pueden ocurrir diversas situaciones, las cuales desemboquen finalmente, en la necesidad de tener que cambiar la correa con la que marcha nuestro tocadiscos, y pues no es nada del otro mundo.

Es una pieza, al fin y al cabo.

Tiene una durabilidad limitada.

Sin embargo, por más que sepamos esto, nos va a afectar de igual manera si la correa llega a romperse, desgastarse o en sí, estropearse.

Esto se debe, a que este componente tiene a cargo una de las tareas más relevantes de todo el funcionamiento, pues se encarga, dicho de una manera muy simple, de comunicar al plato donde situamos los discos, con el motor.

De tal forma, que el motor y la correa lleven a cabo ciertos procesos para que el plato gire, y si el plato gira, podemos reproducir música ya que la aguja podrá leer los surcos, estas lecturas se convertirán en energía magnética y finalmente en música.

Pero todo empieza con los giros, y si nuestro plato no es capaz de esto, no podremos hacer nada.

Si queremos, o más bien, necesitamos cambiar la correa de nuestro tocadiscos, lo primero que tendremos que hacer es buscar el reemplazo.

Para ello, tendremos que conocer cuál es el modelo de nuestro giradiscos.

Esta informaciĂłn la podremos encontrar en la misma estructura del reproductor, en la caja, en el manual o en el sitio web donde lo hemos comprado, si es que lo adquirimos por internet.

Si no, a muy malas, puedes recurrir a un amigo tuyo que sepa del tema o llevarlo a alguna tienda especializada, pero allí te ofrecerán directamente un servicio para realizar esto, y el punto, es aprenderlo nosotros mismos.

Una vez que sepamos el modelo y hayamos buscado un reemplazo de correa adecuado, nos dispondremos a ir donde nuestro aparato y quitar el plato, ya que nos estorbará.

No es nada difĂ­cil, solo hay que ponerle un poco de fuerza.

Con el plato fuera podremos proseguir.

Tendremos que retirar la correa vieja, o los restos de esta, si es que se ha desgastado por completo.

Con la zona libre, tomaremos la nueva correa y la pondremos en el mismo sitio donde estaba la anterior.

Tras ponerla, situaremos nuevamente el plato donde estaba y ahora, lo que tendremos que hacer es encajar la correa con el engranaje del motor, el cual estará a la vista y no se nos dificultará llegar a él.

Nos aseguraremos que la correa esté a la misma altura tanto del motor como del lugar donde la hemos puesto.

Dicha altura podemos irla aumentando o disminuyendo, al subir o bajar la correa.

Normalmente los platos tienen ciertas aberturas por donde podremos hacer esto.

Ya con todo hecho, pasaremos a probar.

Encenderemos el giradiscos, y, si gira, pues habrá funcionado y eso sería todo, ya has cambiado la correa de tu tocadiscos.

ÂżCĂłmo medir la correa del tocadiscos?

Si tenemos que cambiar la correa de nuestro tocadiscos, tendremos que saber el tamaño de la que sustituirá a la antigua, ya que, si no, pasará algo tan sencillo como que no funcionará, no encajará en el lugar.

Y bien, antes te hemos dicho que podemos encontrar la correa en base a saber el modelo del giradiscos.

Sin embargo, si las que encontramos no son hechas específicamente para nuestro reproductor, tendremos que arreglárnoslas para saber la medida de correa que necesitamos y así poder comprar una así no sea la indicada.

Para medir una correa tenemos dos formas, una es, teniendo una correa y la otra forma es sin tener ninguna correa.

Teniendo una correa lo que tendremos que hacer es ponerla en alguna superficie circular para que quede totalmente abierta, tal cual como cuando la ponemos en el plato del tocadiscos.

De hecho, también sirve ponerla en dicho plato.

Medimos el diámetro de la circunferencia y listo.

Ahora, si no tenemos ninguna correa, tan solo nos dirigiremos al plato, al sitio donde iría la correa y medimos el diámetro de la circunferencia de allí y listo.

Podremos redondear un poco la medida a la hora de comprar, pero, en un principio, esas serĂ­an las dos formas para medir la correa de un giradiscos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

⬇️Échale un vistazo a estos artículos ⬇️

TocadiscosVintage.net está adscrita al programa de afiliados de Amazon, por lo que parte de los ingresos generados con este sitio son a través de comisiones que obtenemos cada vez que un cliente compra en Amazon a través de uno de nuestros enlaces de afiliación. 

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de sus usuarios.    Más informaciĂłn
Privacidad